16 de junio de 2018

¿Porqué el Japonés se escribe con Kanji?

¿Porqué el japonés no deja los Kanji (letras chinas) y mejor se escribe con el alfabeto latino (a, b, c, d, e...), que es más fácil?

Cuando uno empieza a aprender japonés, normalmente requiere del "romaji" para transliterar las palabras y kanji. El romaji hace uso del alfabeto latino para entregar la pronunciación de los kanji, y alfabetos hiragana y katakana. Y es ahí cuando uno se pregunta, si usamos romaji, ¿porqué mejor el japonés no lo usa en todas sus palabras, de modo de evitar el esfuerzo en memorizar los kanji?
Pero adentrándonos aún más en ese idioma, estudiando a profundidad los kanji, nos percatamos de que existen muchas palabras que se pronuncian igual pero se escriben distinto. Eso es lo que se conoce como "homónimos". Es ahí cuando comienzan los problemas. Si por ejemplo tenemos 4 palabras con significados distintos entre sí pero con idéntica pronunciación, obviamente escritas todas en diferente forma (pues si no fuera así, de las 4 palabras ¿cómo podríamos distinguir una en específico si todas tienen exactamente la misma escritura y pronunciación?), ¿cómo sabrá nuestro interlocutor a cuál de ellas nos estamos refiriendo para que éste no se confunda? 
La solución es simple: Advertir al interlocutor la forma escrita de la palabra a la que nos estamos refiriendo para que éste la distinga de las demás que se pronuncian igual. Esto sucede mucho en la televisión japonesa. Casi siempre se ponen subtítulos en japonés que coinciden con lo que la gente habla.
Pero en el habla corriente, una reunión entre amigos por ejemplo, no podemos andar con un lápiz y papel escribiéndole al otro la palabra a la que hacemos mención. En ese caso, el acento y el contexto distinguirán la palabra. Aunque las 4 palabras se pronuncien igual, el acento o posición donde cargamos la voz no será la misma. 
Fíjate
神 /kámi/ = "dios" (acento en la primera sílaba "ká-"; contexto: religioso)
髪 /kamí/ = "cabello" (acento en a última sílaba "-mí"; contexto: peluquería)
紙 /kami/ = "papel" (acento neutro; contexto: documentación, administración, estudios, librería)

Estas 3 palabras aunque se pronuncian de la misma forma, se diferencian en la escritura y en el acento. El contexto también juega un rol relevante porque en un contexto religioso como una ceremonia litúrgica en un templo, si decimos "kami" es más probable que la palabra se refiera a "dios" que a "cabello" o "papel".

Nos escribe también sobre este tema Tae Kim en www.guidetojapanese.org

Definiciones:

Homónimo = Dicho de una palabra: Que se pronuncia como otra, pero tiene diferente origen o significado muy distante; por ejemplo, aya niñera y haya árbol.

Homófono: Dicho de una palabra: Que suena igual que otra, pero que tiene distinto significado y puede tener distinta grafía. Por ejemplo, aunque se distinguen ortográficamente, tubo y tuvo son homófonos.


Acento = Relieve que en la pronunciación se da a una sílaba, distinguiéndola de las demás por una mayor intensidad, una mayor duración o un tono más alto.



Contexto = 

1) Entorno lingüístico del que depende el sentido de una palabra, frase o fragmento determinados.
2) Entorno físico o de situación, político, histórico, cultural o de cualquier otra índole, en el que se considera un hecho.

0 comentarios:

Publicar un comentario